El grupo SAROS es una asociación científico-cultural, sin ánimo de lucro, formada por astrónomos profesionales y amateurs, que tienen como objetivos la observación, registro y divulgación de eventos astronómicos destacados, con especial referencia a los eclipses de Sol y Luna. También la elaboración de materiales didácticos para dar a conocer este tipo de fenómeno tanto a nivel escrito, como fotográfico y audiovisual.


Los inicios: La actividad del grupo comenzó en 1994 con motivo del eclipse parcial de Sol que pudo observarse desde Canarias a la puesta de Sol (Anular desde Marruecos) a partir de entonces se realizaba un seguimiento visual y fotográfico de los eclipses lunares y solares observables desde las islas. Tras la observación de eclipse parcial de Sol con casi un 90% de parcialidad desde Canarias en febrero de 1998 se programó la primera expedición científica al eclipse total de Sol que tendría lugar el 11 de agosto de 1999 en Centro Europa. El grupo formado por 7 miembros de Gran Canaria se desplazó a Alemania para registrar el eclipse aunque las nubes no dejaron ver la totalidad. Entre 1999 y 2001 nos centramos en la observación de varios eclipses lunares y sobre todo en la retransmisión On Line de eventos astronómicos importantes a través de la página Web.

La asociación nace en 2001 tras iniciativa de Frank A. Rodríguez y Antón Fernández Villanueva dos amantes de la astronomía residentes en Gran Canaria que tienen como pasión la observación y divulgación de este tipo de fenómenos astronómicos. Tras la expedición a Munich en 1999 vieron la necesidad de crear la asociación ante la creciente demanda divulgativa de este tipo de fenómenos y gestionar mejor la organización de las futuras expediciones en compañía de otros especialistas.

SAROS es una de las muy pocas asociaciones en el mundo dedicada casi exclusivamente a observar eclipses totales de Sol por  todo el mundo. A fecha de hoy cuenta a sus espaldas desde su fundación con 11 eclipses totales de Sol, 2 eclipses anulares de Sol, 1 tránsito de Mercurio y 2 tránsitos de Venus por delante del Sol, así como más de 17 eclipses lunares.

Hoy en día SAROS está considerada mundialmente como una referencia obligatoria para todos aquellos apasionados de los eclipses totales de Sol.

Entre las muchas actividades que realiza la asociación en numerosos lugares de España podemos destacar la participación en diversos eventos  astronómicos, actividades públicas de observación con telescopios, retransmisiones en directo de eventos astronómicos como observaciones solares, eclipses, etc y por supuesto la divulgación de temas relacionados con la astronomía y sobre todo con los eclipses en su página web y el blog de expediciones.

Sobre todo, destacar la mayor actividad y visitas del blog durante las expediciones, ya que durante cada expedición vamos relatando día a día las aventuras y experiencias que tenemos durante el viaje y cuyo culmen ocurre durante la observación del eclipse total. A demás de relatar la expedición vamos ofreciendo muchas imágenes de la expedición  de los eclipses casi a tiempo real.

SAROS colabora estrechamente con el centro astronómico Roque Saucillo, en La Vega de San Mateo (gran Canaria), con la Organización Salmantina de la Astronáutica y el Espacio (OSAE) y tiene como principal distribuidor de material a Astroeduca.com (venta de material astronómico). También colabora con un grupo internacional de cazadores de eclipses.

  • ¿Qué significa SAROS?

SAROS es un período 223 meses sinódicos (de luna nueva a luna nueva) de 6585.3211 días (unos 18 años y 11 días) tras el cual la Tierra y  la Luna se encuentran aproximadamente a la misma posición en sus órbitas y se produce por lo tanto un eclipse muy similar al anterior de su ciclo. Desde la antigüedad este sistema se ha utilizado para predecir los eclipses. Pongamos un ejemplo. Si recuerdan, hace unos años, el 03 de Octubre de 2005 se produjo un eclipse anular de Sol en España, pues sumando ese período nos da el siguiente eclipse anular del ciclo que será el 14 de Octubre de 2023 y si seguimos sumando tendremos otro eclipse anular el 25-10-2041 y así sucesivamente. lo único que cambia es el lugar desde donde se ve el eclipse, ya que aunque el Sol, la Tierra y la Luna ocupan casi el mismo lugar en el espacio, la rotación de la Terra hace que el eclipse no se vea en el mismo sitio siempre. También hay que tener en cuenta pequeñas variaciones en la órbita para calcular donde se va a ver como anular, ya que poco a poco la franja de totalidad/anularidad se va desplazando de norte a Sur o viceversa desde que se inicia un ciclo hasta que finaliza.

 

Ahora sabéis el porqué de nuestro nombre.

  • ¿Por qué “cazar” un eclipse?

Por la geometría que hemos explicado antes, los eclipses no ocurren siempre en el mismo lugar, de hecho, en realidad suelen pasar muchos años para ver dos eclipses totales o anulares de Sol desde el mismo sitio. Por ejemplo, desde Salamanca capital el último eclipse total de Sol el 29-07-1478 y no podremos ver otro total hasta el 16-09-2965. Como veis, si tuviera que esperar en mi casa para ver un eclipse total de Sol tendría que “esperar” 1487 años para ver el siguiente.

Por lo tanto queda claro que si no te quieres morir sin ver ningún eclipse, es posible que tengas que desplazarte.

Todos los años se produce al menos un eclipse total de Sol y uno anular, el problema es que la banda desde donde se ve anular/total es muy pequeña y hay que situarse en el lugar adecuado para ver el eclipse tomo tal. En ocasiones con desplazarte unos pocos cientos de kilómetros es suficiente,  pero a veces tienes que recorrer la mitad del planeta para dar con el sitio adecuado. De ahí el término “cazador de eclipses”, aunque la expresión más correcta sería “perseguidor de eclipses”.

  • ¿Cómo se prepara una expedición?

Preparar una expedición no es nada sencillo, ya que hay que tener un montón de factores en cuenta. Para que os hagáis una idea solemos comenzar a preparar cada expedición aproximadamente unos 2 años y medio o 3 antes. Y se complica aún más, puesto que nos suele pasar que, aún no hemos hecho el viaje y estamos preparando ya la siguiente expedición.

La elección del lugar, elección del material a llevar, logística, comunicación, meteorología, etc.

La elección más difícil suele ser el lugar de observación. Hay que tener varios factores en cuenta. Hay que buscar un sitio con buenas estadísticas meteorológicas (aunque no siempre es posible) porque nuestra máxima prioridad son los cielos despejados. Ir a ver un eclipse y que se nuble en el momento crítico es lo peor que le puede pasar a un cazador de eclipses. A demás de la meteorología, tenemos que buscar un sitio que esté lo más próximo posible a la línea centras, ya que es ahí donde mayor duración tendrá el eclipse (cuando se trata de eclipses totales, cada segundo cuenta). Hay que tener buena movilidad, osea, buen acceso por carretera para desplazarse en el último momento en caso que tener nubes de última hora que hagan peligrar la observación y por supuesto, tener un plan de huida llegado el caso. Otro factos importante es la economía. Buscaremos siempre dentro de lo posible abaratar los costes del viaje y por último el turismo. Ya que te desplazas medio mundo para ver el eclipse, al menos que tengas algo para hacer turismo el resto de los días.

En cada expedición llevamos material específico a nuestras posibilidades, no es lo mismo llevarte tu telescopio con su montura automatizada, 3 tubos, 5 cámaras de fotos y otras 4 de vídeo, la estación meteorológica, etc.. a tu pueblo que llevarte eso mismo a un atolón en medio del pacífico sur en una pequeña avioneta y donde solamente puedes llevarte 3 kilogramos de material.

Otro factor muy importante es la movilidad. Hay que tener planificadas varias rutas por carretera para desplazarse en caso de que haya previsiones de nubes en la zona de observación.

También tenemos que saber algo de meteorología y los días previos al  eclipse estamos prácticamente la mitad del día estudiando las imágenes satélite y modelos meteorológicos de la zona para acertar con las revisiones o bien elegir otro lugar de observación con mejores previsiones de nubosidad.

La conexión a internet, casi siempre es primordial, ya que muchos de los datos que utilizamos para determinar el tiempo nos hace falta una conexión a internet a demás claro está de poder relatar e nuestro diario de expediciones los avances de la expedición en curso.

Todos estos factores que os he ido contando tan solo es una pequeña parte de todo lo que hacemos para preparar una expedición.


  • Recordando el pasado. Repasamos algunas de las expediciones de SAROS en el pasado

La primera expedición se realizaría en 1999 para observar el eclipse total de Sol desde Munich. Desgraciadamente la presencia de nubes no dejaron ver la totalidad. En junio de 2001 tendría lugar la segunda expedición del grupo, en esta ocasión a Zambia con motivo del eclipse Total de Sol del 21 de junio de 2001. En la expedición, además de varios miembros de Gran Canaria se incorporaron expedicionarios desde México y Península. La expedición fue un éxito y en agosto de 2001 se realizó una presentación en el cine IMAX del museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria con un lleno absoluto. Un año más tarde, en 2002,  en la expedición al eclipse total de Sol de Sudáfrica conjuntamente con el grupo Shelios. En 2003 se realizó una nueva expedición al eclipse anular de Sol en el norte de Escocia. En 2004 se prepararon dos actividades, una de ellas en Canarias y otra en Salamanca para observar el tránsito de Venus por delante del disco solar. Ambas actividades fuero un éxito. 2005 sería el año del eclipse anular de Sol en España. En esta ocasión también se formaron dos grupos para la observación del eclipse, uno en Cuenca  y otro en Salamanca.

Menos de medio año después y sin dejarnos tiempo para descansar viajamos hasta la frontera de Egipto con Libia para ver otro glorioso eclipse total.  Cuando de eclipses totales de Sol se trata, las esperas son duras, ya que estamos ansiosos por ver el siguiente. En 2008 viajamos hasta China para ver el siguiente eclipse, e cual observamos con toda claridad desde el desierto de Gobi, casi en la frontera con Mongolia. Al año siguiente tuvimos un gran reto en el eclipse más largo del siglo. Tuvimos que decidir nuestra ubicación y sacrificar varios minutos para asegurarnos el eclipse, pero gracias a esas decisiones pudimos ver el eclipse total a través de una fina capa de nubes y además, una de las fotos nuestras fue seleccionada por la NASA como APOD (Astronomy Picture Of the Day). La siguiente expedición también sería complicada y con una logística especial. Volamos hasta la Polinesia francesa para poder ver el eclipse desde Tatakoto, un pequeño atolón situado a unos 1200 km de Tahití. La experiencia fue inolvidable y los pocos habitantes que había en la isla nos trataron como si fuéramos de la familia. Sin duda fue uno de los mejores viajes. Aunque en 2011 no había ningún eclipse total, si que pudimos observar uno parcial desde España. El grupo de Canarias tuvo nubes durante el eclipse, pero el grupo que se desplazó a Alicante, pudo disfrutar de un bonito amanecer con nuestra estrella eclipsada parcialmente. El 2012 sería un año cargado de emociones. En Junio realizamos dos expediciones para observar el tránsito de venus por delante del Sol. Una se dirigió a Grecia, para ver las últimas fases del tránsito y otra viajó a California para observar el inicio y el máximo del tránsito. Unos meses después, en Noviembre,  viajamos para observar otro eclipse total de Sol desde Australia y pese a parecer un eclipse fácil, la verdad es que varios miles de personas no lo pudieron ver por culpa de las nubes. SAROS gracias a una previsión y buena preparación pudimos ver el eclipse en su plenitud bajo un cielo completamente despejado. A nuestro regreso Oscar Martín ofreció una conferencia sobre la expedición de Australia en el centro que tiene la NASA en España “Madrid Deep Space Comunication Complex” (MDDCC)

Por último viajamos en 2013 a Kenia para ver un eclipse total que duraría tan solo 12 segundos. Por desgracia este no pudimos verlo, ya que nos sorprendió una enorme tormenta de arena unos minutos antes de la totalidad y no tuvimos tiempo de reacción. Hay ocasiones en las que no podemos luchar contra la naturaleza. Lo peor fue que tan solo 1 minuto y 6 segundos después de que terminara la totalidad, el fino creciente solar aparecía de entre las nubes. Perdimos el eclipse por poco más de un minuto!!!! Eso es mala suerte!!

 

  • Vistas al futuro ¿Cuáles son las próximas expediciones de SAROS?

Aunque tenemos planeadas a groso modos las expediciones hasta el año 2050, las más inmediatas son hasta el 2017.

La próxima expedición prevista será en 2015. Dadas las malas estadísticas meteorológicas para la zona de totalidad, decidimos no repetir lo de Kenia y asegurarnos el eclipse. Por ese motivo embarcaremos en un vuelo especial para ver el eclipse desde unos 11.500 metros de altura entre las islas Feroe e Islandia. Así, sabemos con total certeza que no nos perderemos este eclipse por culpa de las nubes.

La siguiente expedición será en 2016 y la realizaremos a alguna parte de Indonesia, posiblemente en Ternate. También es un eclipse logísticamente y meteorológicamente complicado. Pero desde SAROS intentaremos por todos los medios estar en el sitio adecuado.

Y para el 2017 tenemos prevista una gran expedición a Estados Unidos para ver otro eclipse total de Sol. Este al coincidir en época de vacaciones en España, será además de una expedición, un viaje turístico por algunas de las zonas más bellas de Estados Unidos.

Toda la información de estas expediciones la pueden encontrar en nuestra página web.

Por su puesto, además de los eclipses totales de Sol, el 9 de mayo de 2016 tenemos el tránsito de Mercurio por delante del disco solar y además será visible desde España. Por lo que haremos varias actividades públicas para observar el fenómeno.

 

  • ¿Puedo participar en las expediciones aunque nos sea socio?

Sí, no hay ningún problema en acompañarnos a las expediciones, siendo mayor de edad. Aunque recordamos que las expediciones tienen como fin principal la observación del eclipse, todo lo demás, excursiones, visitas y turismo son para complementar el viaje, y en caso de tener que suprimir alguna por casusas del eclipse, sin dudarlo lo hacemos. Por lo tanto, lo único que le tiene que quedar claro a la gente que nos acompaña es que la prioridad absoluta es la observación del eclipse.

  • Visto uno vistos todos, ¿no?

El que diga eso es que no ha visto un eclipse total del Sol en su vida.

Cada eclipse es diferente uno del otro, y por lo general, siempre nos parece mejor el último.

El aspecto de la corona cambia constantemente, cambia en tamaño, forma y brillo. El cielo también es diferente, a veces ves planetas cerca del Sol, otras veces no, el horizonte tiene más color en una ocasiones que en otras, depende de lo profundo que sea el eclipse y de la altura a la que esté el Sol. El lugar desde donde lo observar siempre es diferente, puedes estar en una ciudad, en un prado o en pleno desierto, cada lugar unido al eclipse total te transmite cosas diferentes. La cromosfera también cambia de un eclipse a otro, puede que tengas un eclipse casi sin protuberancias o que tengas enormes rodeando el disco solar. Incluso las nubes pueden marcar un buen eclipse, ya que cuando has tenido hasta pocos minutos antes de la totalidad, y justo antes de la totalidad se despeja y al final ves el eclipse, disfrutas mucho más y la euforia se hace sentir.

 

  • ¿Cuándo será el próximo eclipse total en España?

El próximo eclipse total de Sol visible como tal desde España ocurrirá el 12 de Agosto de 2026. Aunque aún faltan muchos años, desde SAROS estamos preparando ya un evento enorme por toda la península para observar el eclipse y retransmitirlo en directo desde varios puntos. También estamos preparando una página web sobre este eclipse. Sin duda ese año, no se hablará de otra cosa entre los astrónomos españoles.

Y si pensáis que para el siguiente eclipse total falta mucho más aún, os equivocáis. Menos de un año después, el 2 de Agosto de 2027 podremos ver otro eclipse total desde el Sur de la Península, y por si esto fuera poco, a los 6 meses podremos ver también desde España otro eclipse anular de Sol en Enero de 2028. Sin duda, aunque queda aún mucho tiempo, nos esperan unos fructíferos años de eclipses en España.

*Artículo redactado el 5 de Agosto de 2014